Ir al contenido principal

DIY: Calendario Montessori por aprox. 20€...

Si seguís leyendo, más abajo os enseño cómo hicimos nuestro calendario Montessori (o Waldor o Waldorfssori, he llegado a leer por ahí) DIY por unos 20€ frente a los 80€-200€ que cuestan los "comprados".


El caso es que en casa aplicamos cosas de algunas de estas pedagodías "alternativas", muchas de ellas porque nos parecen lógicas y otras porque las he ido descubriendo a raíz de un par de blogs que sigo. Al ir leyendo sobre el tema, me he dado cuenta de que la educación que hemos recibido mi hermano y yo, tanto en el colegio como en casa, ha sido muy afín a estas filosofías... (juego libre, seguir al niño, enseñarle a hacer las cosas sin ayuda, disciplina positiva). Y, como me parecen fabulosas, intentamos aplicar en casa lo que podemos.

No es que tengamos un ambiente preparado Montessori, pero sí que, por ejemplo, tenemos todos los juguetes a su alcance, para que ella pueda coger lo que le apetezca cuando quiera, y luego volver a dejarlo en su sitio, claro. La dejamos ayudar en la cocina, e intentamos fomentar su autonomía sin ayudarla salvo que lo pida. Limitamos mucho (pero mucho) el tema de las pantallas (sólo se ven dibus un día entre semana y una peli el fin de semana, y los móviles y tabletas son para los adultos, para llamar y, en ocasiones para ver vídeos, de canciones o para ilustrar algo que le estemos explicando). Además, procuramos que los juguetes que entran en casa sean Waldorf o Montessori - friendly. Es decir, que sean juegos que fomenten la imaginación y el juego libre y la ayuden a desarrollar la psicomotricidad, en vez de ser juego dirigido. Tenemos el famoso arcoiris de madera y unos teniques a juego, de la marca Ocamora que son fabulosos y hechos aquí en España (ando también detrás de una tabla curva).


El caso es que, como ando metida en leer publicaciones sobre estos temas, siempre veo herramientas que me parecen útiles... y quería explicarle un poco a la pitufa la noción del paso del tiempo anual.

Los días de la semana ya los tenía controlados, porque en el cole tienen un sistema estupendo. Tienen colgado un tren, en el que cada vagón es un día de la semana, y cada día es de un color distinto. Y todas las mañanas, marcan el vagón del día que corresponde. Entonces ella sabe que los días verdes, por ejemplo, le toca gimnasia, y los rojos, idiomas. Y ya ha asociado los nombres de los días a los colores.

Pero, de 6 meses a esta parte, las respuestas a las preguntas como "cuándo llega la Navidad" o "Mamá ¿cuánto falta para mi cumpleaños?" ya no le satisfacen, porque entender la diferencia entre 2 meses, o dos semanas, o 5 días, es compleja, pero ella quiere saber exactamente cuánto falta.

Así que me puse a la búsqueda de una forma fácil de entender y llegué al Calendario de Inspiración Waldorf o Montessori.

Así funciona el calendario

Son una forma estupenda de enseñar a los más pequeños el ritmo anual.
Son circulares, y están divididos en 12 triángulos,uno por cada mes del año, de colores distintos, y una bolita por cada día del mes.
Al empezar el año, todos los triángulos están bocabajo y, cada vez que empieza un mes le damos la vuelta y se ve su color, así sabemos en qué mes estamos.
Al empezar cada mes, colocamos una bolita, de manera que, contando, siempre sabemos en qué día del mes estamos.
Si a esto le sumamos que cada día de la semana tiene su color de bolita... también sabemos en qué día de la semana estamos.

Y claro, contando, sabemos cuántos días faltan para un cumpleaños, o cuántos meses quedan para que llegue la Navidad, por ejemplo.

Calendarios de inspiración Waldorf o Montessori a la venta


Así que, como había visto en algún blog estos calendarios circulares tan estupendos, decidí preguntarle a Google, que todo lo sabe, por un calendario Montessori. Y me enseñó cosas tan bonitas (y carillas) como estas (tenéis los enlaces en los pies de foto):

De El Taller Aserrín Aserrán, 42 cm de díamentro con figuras -->120 €. Tienen una versión sin figuras de 42 cm por 110€. También tienen una de 33 cm de diámetro sin figuras por 80€.
De Mamielo. 120€
De Veobio - 192€


Total, que como soy como soy... le empecé a dar vueltas a la cabeza sobre cómo podría hacer yo uno parecido para nuestra casa. Y le volví a preguntar a Google, esta vez por un "calendario Montessori DIY". Y me llevó a esta fantástica entrada de Háblame Bajito. Que a su vez se había inspirado en esta otra de Tierra en las Manos. Y, mezcando un poco de las dos, me armé de ideas y materiales para hacer nuestro propio calendario.

Cómo hacer un calendario como el nuestro:

El el calendario, podéis ver que estamos en el mes 4 (abril), día 21 (hay 21 bolitas puestas, y además he añadido el número), y sabemos que es sábado, porque el rosa es el color que le corresponde a ese día.

Material necesario:

1. Dos salvamanteles de corcho.

Yo compré uno de 25 cm y uno de 20cm en Amazon (aquí y aquí, por 7, 90€ y 6.90€, respectivamente). Los elegí de corcho frente a los de madera que he visto en otros DIY porque me daba mucha pereza sacar la sierra... Con estas medidas me ha quedado el espacio justo para colocar las bases de las bolitas (bolitas de 1,5 cm de diámetro). Ojo con esto, que si las bolas son más grandes, lo mismo compensa que en vez de 5 haya 10 cm. de diferencia entre el diámetro del círculo grande y el del pequeño.

2. Pintura acrílica roja, azul y amarilla. 

Yo la compré en el bazar de la esquina, a 1,30€/tubo, porque lo único que tenía en casa eran témperas, y necesitaba algo no lavable. Y un pincel, claro.

3. Masilla para modelar (o arcilla polimérica, si la prefieres) de secado al aire.

La usé para hacer las "cunitas" para las bolas de los días. Compré esta de Jovi pensando que era arcilla polimérica (tipo fimo o sculpey, que son como plastilina, pero de secado al aire). Realmente se parece más a la arcilla de toda la vida, pero pringa menos. Y el precio es fantástico. 1,96€ en Amazon. La arcilla polimérica es más carilla. Aunque bien es cierto que se usa muy poco... Ya usaremos el resto para algo. Por el mismo precio, a lo mejor te compras un paquete pequeñín de polimérica y no te sobra.

4. Cuentas de colores. 

Para los días del mes. También las compré en Amazon. 200 uds. de colores surtidos por 2,06€. Son de 1,5 cm de diámetro aproximadamente, y junto con la base de arcilla. Para el calendario necesitamos 35 = 5 x 7 colores (1 color para cada día de la semana). 4 semanas + 1 extra para los días que pasen de 28. Las que nos sobran, las utilizamos para collares, que a la pitufa le encanta hacer bisutería y ya casi ha acabado con las existencias de cuentas del colegio. CUalquier día de estos me llaman para decir que tengo que pagar un extra o algo.

5. Pistola de silicona o cola

Para pegar las bases de arcilla sobre las que colocaremos las bolitas en el círculo grande.

5. Cúter o cuchillo bien afilado y Lija fina o lima de uñas

Para cortar los triángulos y suavizar los bordes.

 

Paso a paso:

1.  Dividir el salvamantel pequeño en 12 triángulos de 30º

2. Cortar y lijar los cantos de los triángulos

No hacen falta herramientas especiales, yo lo corté con un cúter, pasando varias veces por cada línea y poniendo cuidadito en las puntas lo limé. Sí, limé. Con una lima de uñas de Mercadona, concretamente. Con un poco de cuidado en las puntas y ya está:

3. Pintar los triángulos en degradados

Aquí a lo mejor hay que hacer prueba y error... Se trata de hacer 4 colores básicos: rojo, azul, amarillo (que son los que hemos comprado) y verde (amarillo y y azul a partes iguales), y luego hacer mezclas intermedias entre esos. Entre el azul y el verde, otros dos colores que sean una mezcla de ambos, una con más azul que verde, y la otra con más verde que azul, y así todas.
Con esto nos deberían quedar:
- Morados y azules para el invierno
- Verdes para la primavera
- Amarillos para el verano
- Rojos para el otoño

4. Hacer las cunitas para las colocar las cuentas

De esto no tengo fotos, porque me esta "ayudando" la pitufa y tenía que andar con mil ojos... Hay que hacer 31 cunitas y repartirlas en el borde del salvamantel grande. Lo mejor es hacerlo con el salvamantel pequeño (o los triángulos ya pintados y secos) colocado encima, para que veamos el espacio que nos queda.
Se trata de hacer una bolita con la masilla para modelar, aplastarla contra una superficie lisa (la mesa), y hacer un agujerito en el que luego colocamos la bolita. Si lo hacemos con una bolita de las que vamos a usar, mejor, así tendremos la medida apropiada. Lo dejamos un poco más grande que la bolita. Y las dejamos secar, a ser posible con una bolita dentro cada una, por si encogen un poco al secar, que nos siga cabiendo la bolita.
En nuestro caso, he escrito, con rotu permanente el número del día (del 1 al 31) en cada base, para ir aprendiendo los números de dos dígitos (los de uno ya están controlados)

5. Pegar las bases de las bolitas

Una vez secas, hay que pegar las 31 bases para las bolitas en en el borde del salvamantel grande. Yo lo hice con una pistola de silicona caliente, pero tratándose de corcho, supongo que la cola blanca lo pegará estupendamente también. Lo único, que habrá qe esperar a que se seque.

Y ya está listo para empezar a contar los meses, los días... y que el peque pueda empezar a asimilar el ritmo del tiempo anual... Yo las bolitas las guardo en una cajita de cartón pequeñita con tapa... para evitar desparrames. Y he escogido, para los días de la semana, los mismos colores que usan en el cole, para evitar confusiones.


Yo creo que, por 22,72€, que me costó todo el material, y dos tardes entretenidas, ha quedado un Calendario Montessori bastante "apañao". Ya me diréis si os ha parecido útil y si os animais a hacerlo...


Con BE de bonito

Comentarios

Entradas populares de este blog

Freebie: Rutina de Limpieza

Hola!
¿Qué tal va ese veranito? ¿Estamos ya de vacaciones? Yo aún no, pero ya me escaparé.
Si antes os digo que nunca me animo a hacer mi propio plan de limpieza... antes tengo que desdecirme. No sé... creo que el hecho de ponéroslo por escrito me picó un poquito.
Así que me decidí a hacerme un pequeño planning para repartirme las tareas de  casa entre los días de la semana, y así no darme el palizón dominical. Y este es el resultado:
Así, a primera vista, parece que el domingo me lo sigo pasando acoplada al mocho, pero nooooooo, sólo tengo que poner y tender una lavadora y, mientras tanto, hacer una de las tareas alternas, que hay días que son más rollo (horno, microondas y campana... PUAAAAAJJJJ!!) y otros, mucho más facilitos (no hay tantos radiadores y rejillas del aire acondicionado, las lámparas e interruptores no dan tanto trabajo...) y fregar baños y cocina (10 minutillos).  Sigo trabajando, pero menos. Y además, como que con un plan, se lleva mucho mejor.

Además, el viernes m…

DIY: Orejas de gato en goma eva (con plantilla)

¡¡¡Miaaaaauuuuuu!!!
Lo primero de todo, que sepais que me da una vergüenza tremenda... Ya sabeis que no suelo poner fotos mías por aquí, pero es que me parecía que quedaban tan monas estas orejas de gatito, que no he podido resistirme. Pero como de la niña no voy a poner ninguna foto, pues no me queda otra que modelar yo.
Ya os contaba hace poco cómo hice el disfraz de gato para nuestra peque en el primer carnaval que ha celebrado (el año pasado era pequeña y no me animé a disfrazarla, entre otras cosas por falta de tiempo). 
El caso es que quedé pendiente de explicaros un poco mejor cómo se hacían las orejas, así que, el mismo martes de carnaval, cogí mi plantilla y monté un par de orejas extra para la abuela de la criatura, que se apunta a un bombardeo. Así, íbamos las tres disfrazadas y pintadas de gato, y echamos un rato muy divertido.
Necesitamos goma eva de dos colores, tijeras, un par de horquillas y pegamento de contacto.
Lo primero es dibujar las plantillas (la teneis más abaj…

Muebles Lufe: mi experiencia y opinión

¡Hola!

A ver, lo primero, recomiendo leer la opinión hasta el final, ¿¿de acuerdo?? Tengo pros y contras y no me gustaría que os quedarais a medias... y con una impresión que no es.  

Os cuento: hará como cosa de un año, empecé a ver recomendaciones y opiniones varias en algunos blogs sobre la empresa Muebles Lufe.


Todo eran alabanzas: madera maciza y certificado de sostenibilidad, precios (muy) competitivos (comparables a los suecos), y hecho aquí en España... la única pega era que sólo venden online, de manera que no se podían ver y tocar (con lo tocona que soy yo) los muebles físicamente... Bueno, y que hay que montarlas uno mismo, pero eso también pasa con según qué muebles suecos, y los compramos todos.


Total, que como a la pitufa se le estaba quedando ya pequeña la cuna, estuvimos barajando opciones, visitando tiendas... y como en casa tardamos bastante en tomar decisiones, la abuela de la criatura se nos adelantó y compro ella una cama nido de LUFE para la habitación de la peque en…